ESCRITOS >> Notas | Poemas | Preguntas y respuestas | Calendario de las lecciones | Bibliografía UCDM


Me siento triste y enojada conmigo por no poder soltar las relaciones especiales de amor, a saber hijas, nietos, pareja, estoy tan trabada ahí que llegué a enfermar, y eso me enoja mas todavía. Me siento perdida . Besos gracias



Hola M., nadie te pide que renuncies a tus relaciones especiales de amor, al menos Un Curso de Milagros no dice eso.

De hecho no se te pide renunciar a nada, salvo a un sistema de pensamiento que genera sufrimiento, para que pueda ser intercambiado por otro que libera, todo ello de una manera dulce, amable y progresiva en la misma medida en que vayas estando dispuesta, ya que el Amor no se impone.

"Si estás dispuesto a renunciar al papel de guardián de tu sistema de pensamiento y ofrecérmelo a mí, yo lo corregiré con gran delicadeza y te conduciré de regreso a Dios." T-4.I.4:7

Y precisamente el sacrificio y la renuncia forman parte del sistema de pensamiento errado que pretendemos deshacer, aunque estemos acostumbrados por tradición a relacionar espiritualidad con sacrificio y sufrimiento, eso no hace sino acrecentar a nivel profundo el miedo a Dios, el miedo al Amor, es otro truco del ego que nos hace creer que si sigo un camino espiritual se me va a arrebatar aquello que quiero, voy a perder el amor de mis seres queridos, tengo que renunciar a mis relaciones especiales, renunciar al mundo, etc… invadiéndome con ello una sensación de pérdida y de duelo.

"Si la verdad exigiese que renunciasen al mundo, les parecería como si se les estuviese pidiendo que sacrificasen algo que es real. Muchos han elegido renunciar al mundo cuando todavía creían que era real. Y como resultado de ello se han visto abatidos por una sensación de pérdida, y, consecuentemente, no se han liberado[…] hay un camino que conduce más allá de cualquier clase de pérdida, pues tanto el sacrificio como la privación se abandonan de inmediato. Éste es el camino que se te pide recorrer ahora". L-pI.155.4-5

No hay encuentros casuales y por tanto las personas que hay en tu escenario de vida son las que tienen que estar, las que tengan que permanecer permanecerán y las que tengan que pasar pasarán.

Mi función es perdonar, deshacer los obstáculos que me impiden experimentar el Amor presente, y para eso voy a utilizar mis relaciones. Lo que convierte una relación especial en una relación santa, sagrada o plena, es el cambio de propósito, donde antes utilizaba las relaciones como un medio para proyectar la culpa inconsciente y así perpetuarla, para llenar una sensación vital de carencia a base de control y manipulación, para exigir que se cumplan mis expectativas, teñidas del miedo al abandono o a la pérdida, etc…

Esas mismas relaciones entregadas a un nuevo propósito se convierten en el perfecto instrumento para hacer un compromiso con la Inocencia, con la Unidad más allá de los cuerpos … y el amor hacia mis seres queridos en lugar de serme arrebatado se va a transformar en un Amor auténtico, libre de expectativas, interpretaciones, control y manipulación, un Amor que utiliza la relación para desde ahí extenderse a todo lo percibido, para llevarme al reconocimiento de la Unidad, un reflejo de mi relación real con Dios.

"He dicho repetidamente que el Espíritu Santo no quiere privarte de tus relaciones especiales, sino transformarlas. Y lo único que esto significa es que Él reinstaurará en ellas la función que Dios les asignó." T-17.IV.2:3-4


Respondido por:  Paco Mingorance    

Compártelo en:
Ver todas las preguntas

QUIENES SOMOS
Susana Ortiz
Paco Mingorance
UN CURSO DE MILAGROS
¿Qué es UCDM?
Encuentros grupales
Sesiones individuales
Encuentros grupales ONLINE
ESCUELA DE DISCERNIMIENTO
¿Qué es?
Retiros de indagación y silencio
Retiros devocionales
El Hogar del Tilo
EVENTOS
Próximos eventos
Actividades regulares
MULTIMEDIA
Vídeos
Audios
Meditaciones
Album de fotos
ESCRITOS
Notas
Poemas
Preguntas y respuestas
Calendario de las lecciones
Bibliografía UCDM
CONTACTO

 
      
Desarrollo web - Paco Mingorance | Hosting - 2gre2 Network